Páginas
TwitterRssLinkedin
Categorías del blog

Publicado el 13 de febrero de 2016 | Ningún comentario aún

Un año de empresas, ciencia y transferencia de tecnología

Un año de empresas, ciencia y transferencia de tecnología

Hoy 13 de febrero se cumple el primer año desde que puse en marcha el blog. ¡Estamos de cumpleaños! Así que es un buen momento para compartir con vosotros lo que ha dado de sí este año y lo que me (os) gustaría que trajeran los siguientes.

Pero empecemos por el principio. Lo cierto es que llevaba ya bastante tiempo dándole vueltas a la idea de escribir sobre la transferencia de tecnología y la extraña pareja que hacen la ciencia y la empresa. Hice un primer intento allá por 2013 pero me encontré que me faltaban tanto los contenidos (¿qué contar?) como el tono (¿cómo contarlo?).

No fue hasta el pasado mes de febrero cuando me lancé con un artículo de corte metodológico sobre los aspectos a tener en cuenta a la hora de valorar la propiedad industrial. La recepción entre algunos expertos tuiteros y linkedineros fue muy positiva así que, no sin cierto esfuerzo, intenté mantener cierta periodicidad en las publicaciones. ¡No os imagináis lo jodido difícil que es escribir con regularidad! Y no por falta de ideas (se me ocurren temas casi a diario) sino de tiempo: redactar un artículo me puede llevar de media entre 3 y 4 horas.

¿Os parece mucho? Hay que tener en cuenta dos factores. El primero es que habitualmente escribo artículos largos, con una extensión entre 1000 y 1500 palabras. Uno de los objetivos del blog es acercar la transferencia de tecnología a un público no necesariamente experto, así que es importante contextualizar los artículos, enlazándolos en ocasiones con temas de actualidad e introducir bien los diferentes conceptos. Esto lleva palabras y tiempo. El segundo es que muchos artículos llevan detrás un trabajo de documentación apreciable, por ejemplo para revisar y aportar referencias en las que ampliar información.

Un año en números

Durante este año he publicado un total de 28 artículos, de una temática bastante amplia. El lema de “empresas, ciencia y transferencia de tecnología” da mucho de sí, por lo que he procurado que clasificación en categorías refleje el proceso secuencial, clásico, de la transferencia de tecnología: de la ciencia a la empresa, pasando por la propiedad industrial, la comercialización, los aspectos legales y la financiación. En general, los artículos se pueden clasificar en 3 tipos:

  • Metodológicos, en los que explico o profundizo en determinados aspectos relacionados con la transferencia de tecnología.
  • Divulgativos, en los que describo casos de transferencia de tecnología u otros temas relacionados con la ciencia o la empresa.
  • Opinión, en los que doy mi humilde punto de vista sobre asuntos de actualidad en este mundillo.

El blog ha recibido 3.710 visitas (y subiendo) de 2.915 visitantes únicos (es decir, ¡que algunos repetís!). No son malas cifras para un blog de nicho y sin pretensiones de alcanzar un público masivo. La mayoría de estas visitas han llegado a través de redes sociales (Twitter, Linkedin, Facebook) si bien un porcentaje menor pero creciente viene a través de buscadores.

El top 5 de los artículos más populares queda como sigue:

¿Y ahora, qué?

Mi primer objetivo en 2016 es aumentar el número de publicaciones y alcanzar la cifra de 50. Esto es, un nuevo artículo cada semana, con la mayor regularidad posible.

El segundo es tratar una mayor variedad de temas. En primer lugar, con motivo de mi proyecto de investigación, estoy revisando el estado del arte relacionado con ciencia e innovación abierta y me gustaría ir dando de cuenta de las últimas publicaciones en este campo, que cada vez va a tener mayor impacto en la transferencia de tecnología y conocimiento. En segundo lugar, quiero que el blog sea más participativo y dar cabida a entrevistas y artículos invitados, entre otros.

Pero el blog es, ante todo, vuestro. Os espero seguir viendo por aquí y, por supuesto, estoy abierto a todas las sugerencias, propuestas y críticas que queráis realizar.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog para recibir todas las novedades sobre Empresas, Ciencia y Transferencia de Tecnología

Tu dirección de correo nunca será transmitida a terceros. Podrás anular tu subscripción en cualquier momento.

Leer entrada anterior
¿Quién se atreve a invertir en ciencia en España?

Cerrar